Un mundo diferente: Sueña, construye y comparte

¿Te emocionas cuando abres Facebook y descubres cómo una persona en alguna parte del mundo está haciendo algo memorable? A nosotros nos pasa cada día y es que las ganas de vivir en un mundo diferente, gana terreno al miedo y la desolación que por momentos nos desborda.

Te proponemos el reto de cambiar el foco de atención. No es fácil, pero vale la pena

Los noticieros convencionales, los medios de comunicación en su gran mayoría, los gobiernos, un grupo de amigos en un bar, las familias en la puerta de los colegios, los momentos que compartimos con desconocidos en un ascensor…. generalmente la mayor parte de comentarios que escuchamos son negativos, cargados de desesperanza y sobre todo, bañados de mucho miedo al futuro. Este hecho no nos sorprende para nada, incluso lo vemos como algo completamente natural.

Mirar a un lado y creer que todo es genial no tiene sentido y por ello, debemos de ser completamente conscientes del momento en el que nos ha tocado vivir. El planeta está agotando sus recursos naturales, la violencia y deshumanización ante conflictos como el de los refugiados sirios nos deja sin aliento y nos llena de impotencia, el consumo sin sentido alimenta una vida repleta de objetos y vacía de lo esencial, el empleo desaparece y se reinventa a una velocidad tan grande que tan siquiera tenemos tiempo para asimilarlo y poder tener capacidad de reacción.

Sí, en líneas generales el patio no está nada bien. Sin embargo, la frase que más repetimos desde Road4world es, Otro Mundo está Ocurriendo y la llevamos allí donde vamos, buscando inspirar y compartir un mundo diferente. Estamos convencidos de que nuestra mirada debe cambiar para enfocarnos en lo que sucede detrás de los grandes titulares.

Miles y miles de personas, ahora mismo, mientras tú lees estas palabras, están trabajando para crear y sentar las bases de un mundo diferente. Además, este movimiento es horizontal, colaborativo y global. Los proyectos que nacen con el fin de aportan valor positivo a la sociedad abarcan todos los ámbitos de nuestras vidas (medio ambiente, salud, empleo, educación, alimentación, cultura, política, economía, arte, derechos humanos, sostenibilidad, vivienda….) todo, absolutamente todo, está siendo repensado por personas que como tú, creen que es posible.

Piensa en grande, actúa en pequeño

Una gran frase… ¿alguna vez te has parado a ver lo que puede significar en tu vida? Todos, absolutamente todos, tenemos la capacidad de soñar. Los sueños son el motor de nuestro día a día. Sin ellos, caminar sería imposible. Solemos tener la creencia de que los sueños son utopías… y nada más lejos de la realidad. La utopía como decía Eduardo Galeano, implica que mientras caminemos hacia ella se aleje de nosotros. Pero aún así nos invita a movernos  y por lo tanto, tiene un gran valor para nuestro camino. El sueño nace para ser cumplido y si bien nos resulte muy lejano, generalmente ni siquiera somos capaces de dar ese primer paso imprescindible para su construcción.

Toda idea, todo emprendimiento, todo proyecto social, nace del sueño de una o varias personas. Si hace tiempo que nos lees, sabes que como proyecto tenemos un lugar muy especial para la educación, y vemos con desolación, como la capacidad de soñar muchas veces es limitada por el sistema educativo, cuando debería ser todo lo contrario. Como adultos aprendemos a limitarnos y a creer de forma casi antinatural, que la realidad que vivimos es la que por sorteo nos ha tocado y que no podemos hacer más que ajustarnos a lo que nos llega y hacerlo lo mejor que podamos ¡No! Los seres humanos somos creativos por naturaleza y aunque vivamos en estructuras que nos invitan a quedarnos quietos y conformes con lo que nos rodea, tenemos que escuchar nuestro corazón y dar pasos, simples pasos para caminar hacia lo que nos hace felices.

Todo cambio, sueño y proyecto comienza por un solo paso: el primero. Es el más difícil, claro que sí, pero es el más importante, porque nos coloca en un lugar diferente, en el inicio de aquello que deseamos conseguir. Piensa en grande, sueña en grande, construye sin techos que te limiten, crea y crea castillos en el aire, tan altos como puedas. Luego, actúa en pequeño, dando ese primer paso, luego el segundo y el tercero… paso a paso irás avanzando y con cada uno de ellos obtendrás los aprendizajes necesarios para pasar al siguiente nivel.

¿Un mundo diferente? ¡Construye y luego comparte!

El mundo de la competencia, de mirar alrededor buscando de quién protegerse, de buscar el beneficio únicamente económico a costa de lo que sea, tiene los días contados. Es cierto que aún es el modelo que impera en las estructuras y organizaciones más importantes del mundo, pero es también cierto que existe un abismo cada día más grande entre lo que sentimos las personas y lo que vemos cada día en nuestras escuelas, trabajos, ciudades, barrios, etc.

Las personas cada vez más pedimos coherencia, respeto, sostenibilidad, construcción colaborativa, responsabilidad con el entorno, sensibilidad, cuidado de los recursos que quedan en el planeta, soluciones creativas a los problemas sociales, retos que nos permitan ser protagonistas de cambios estructurales urgentes. ¿Sientes que las organizaciones y las estructuras que organizan nuestras sociedades dan respuestas a tus motivaciones, valores y formas de sentir el mundo? Nosotros desde luego que no y es por ello que damos vida a este proyecto, porque creemos en un mundo diferente.

Inspirar e impulsar la transformación social

Road4world nace y crece con el objetivo de inspirar e impulsar la transformación social y ésta, está sucediendo ahora mismo en todas partes del mundo y de muchísimas formas diferentes. Proyectos, emprendimientos, propuestas y empresas sociales aún ocupan muy pocos de los grandes titulares, pero ahí están, realizando un trabajo invisible que es el trampolín para lo que viene, una cambio de paradigmas global y horizontal.

Piensa, siente, crea, cuestiona y sobre todo, construye. Como vimos recién, desde un pequeño acto ya estarás siendo protagonista de la construcción de un nuevo mundo. Un ejemplo muy claro es lo que podemos generar como personas, cuando elegimos consumir un producto de la agricultura ecológica, o de comercio justo, o que proviene de una empresa que genera un impacto positivo en la sociedad. Puede ser también simplemente compartiendo el título de un libro que te haya ayudado a avanzar tan solo un paso en tu camino, para que pueda ser el puntapié inicial de más personas que como tú, quieren cambiar, quieren que todo cambie y además, sienten que pueden brindar mucho al bien común.

Compartir y trabajar de la mano de otras personas o colectivos es la única forma de contagiar este espíritu, de crear soluciones que den respuesta al momento que estamos viviendo. Lo colaborativo en todas sus formas es el futuro. Los Millennials, esos jóvenes que nacieron entre los años 1981 y 2000, ya les cuesta pensar en otro tipo de organización y construcción. Los niños, llamada la generación Centennials, aún más. Ellos están gestando una conciencia para un mundo diferente. Sumar y sumar. No con cualquier persona u organización. Hay que buscar aquellas con quienes tenemos valores y objetivos en común y en lugar de competir, colaborar para llegar más lejos.

Lo que hacemos cada uno es único. No existen dos personas, ni dos empresas, ni dos proyectos iguales, porque sobre todo detrás hay seres humanos diferentes que lo hacen irrepetible. Así que si aún piensas en clave de enfrentamiento, dale una vuelta a la idea de que compartir y sumar puede ser una gran solución para ti, tu familia, tu entorno, tu trabajo o tu emprendimiento.

Ponte en marcha y haz que suceda un mundo diferente

Recuerda que las limitaciones más grandes están dentro tuyo, no en las circunstancias que te rodean. No es fácil, claro que no! Nosotros cada semana tenemos que repetirnos a nosotros mismos esta reflexión, para tenerla presente en cada obstáculo que nos toca saltar. Pero si lo tienes presente, contarás con la gran oportunidad de dejar a un lado los miedos para ponerte en marcha. Si elegimos no seguir la senda marcada como la “normal” el camino se presenta con baches, curvas inesperadas y saltos que dan miedo, pero estaremos eligiendo una vida llena de experiencias que son las que nos traen la felicidad y que nos permiten de esta forma, compartir ilusión y transformación a quienes nos rodean.

Es posible un mundo diferente, si nos damos cuenta de que somos una pieza clave para poder hacerlo realidad. Tú, nosotros… cada uno somos lo que el mundo necesita para caminar hacia un futuro sostenible. Un mundo basado en el bien común de todos los seres humanos, y en coherencia con los valores que tenemos como personas para generar nuevas estructuras, que nos acompañen y den soluciones a los problemas que actualmente vivimos.

¿Compartimos reflexiones?

Te invitamos a dejar tus opiniones, reflexiones, comentarios o críticas en el espacio que tienes debajo de este post. Nos encanta poder debatir, intercambiar miradas y sobre ello, seguir construyendo. Así que esperamos tus palabras!

Si prefieres que lo hagamos desde las redes sociales, te esperamos también allí.

Nos vemos en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Google+ y Youtube

 
eBook 21 días de inspiración transformadora

Recibe ahora gratis la Guía 21 días de inspiración transformadora y pon en práctica un reset en tu vida para comenzar el cambio

Y otras sorpresas más durante los primeros días ;)
 

 

Acerca del autor de este artículo
Anita Rizzo
Anita Rizzo
Lo que más me gusta hacer es compartir momentos, ideas, proyectos y sueños con otras personas. Me encanta animar a los demás a descubrir sus pasiones y talentos y ayudarlos a que los pongan en marcha. No me gusta nada la frase "es lo que hay" y cada día intento compartir la idea de que somos nosotros mismos quienes con nuestras decisiones, construimos el mundo en el que deseamos vivir. Road4world es un movimiento global para el cambio! Anímate, todos somos imprescindibles.
Entradas recientes

Déjanos tu comentario ¡únete a la conversación!

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Contacto

Nuestro proyecto no tendría sentido sin ti. Por ello tú palabras son muy importantes para nosotros ¡Gracias!

¿No puedes leer el código? Cambialo aquí

Escribe aquí lo que quieras buscar y pulsa el botón buscar